Tomar la mejor decisión posible.

Actualizado: oct 3

Todos hemos experimentado para bien o para mal las consecuencias de nuestras decisiones y en mayor o menor medida estamos conscientes de lo importante que es tomar "buenas" decisiones para mejorar la calidad de nuestra vida. Lo que muchas veces no sabemos es ¿Cómo hacer para tomar buenas decisiones? ¿Qué pasa muchas veces dentro de nosotros, que terminamos eligiendo la peor opción? ¿Qué nos lleva a seguir siempre el mismo patrón? en pocas palabras todos los días tomamos decisiones conscientes o inconscientes pero no necesariamente nos hemos ocupado de desarrollar nuestras capacidades para ser cada día mejores tomadores de decisiones.




El estudio de investigación publicado por Huawei Consumer Business Group que explora las similitudes entre el cerebro humano y la inteligencia artificial aporta informaciones valiosas para comprender un poco mejor nuestro proceso de toma de decisiones. Los resultados del estudio revelan que las personas promedio toman una media de 35,000.00 decisiones a lo largo del día. En este sentido nuestro cerebro se encarga del 99.47% de las decisiones de manera automática y que somos conscientes del 0,26% de estas decisiones, ya que los encuestados creen tomar una media de tan solo 92 decisiones cada día.


Resulta interesante y revelador darnos cuenta de la gran cantidad decisiones diarias que tomamos y que ya están programadas por nuestras creencias, hábitos, costumbres y estado fisiológico, emocional del momento, e incluso condicionados por nuestro entorno. De igual manera estos factores se activan para ese 0.26% de decisiones que tomamos de manera más consciente y aquí podemos apreciar con mayor claridad uno de los fenómenos que más impacta nuestra toma de decisiones "El sesgo del status quo"


El sesgo del status quo se refiere al fenómeno de preferir que el entorno y la situación de uno permanezcan como ya son. El fenómeno es más impactante en el ámbito de la toma de decisiones: cuando tomamos decisiones, tendemos a preferir la opción más familiar a las opciones menos familiares, pero potencialmente más beneficiosas.


“Nos concentramos demasiado en lo que conocemos e ignoramos lo que no conocemos, lo cual nos hace confiar demasiado en nuestras creencias”

Daniel Kahnemam Psicologo - Investigador




El sesgo del status quo afecta a todo tipo de decisiones, desde elecciones relativamente triviales, hasta elecciones muy importantes. Para comprender mejor el impacto que tiene en nuestro proceso de toma de decisiones, veamos algunas de las explicaciones de la psicología detrás del sesgo del status quo, utilizando principios como las percepciones cognitivas erróneas y compromisos psicológicos.

  • Aversión a la Perdida, Los estudios han demostrado que cuando las personas toman decisiones, sopesan el potencial de pérdida más que el potencial de ganancia . Por lo tanto, cuando analizan un conjunto de opciones, se centran más en lo que podrían perder al abandonar el status quo que en lo que podrían ganar al intentar algo nuevo. Alguna vez frente a un momento de toma de decisiones has estado más atento a lo que vas a perder que a lo que puedas ganar. No eres el único es más común de lo que te puedes imaginar. "Nos gusta ganar pero lo que de verdad odiamos es perder. En una de sus investigaciones, Khamenam y Amos Tversky descubrieron que perder nos afecta 2,25 veces que una ganancia equivalente."

  • Costos Hundidos, la falacia costo hundido se refiere al hecho de que un individuo a menudo continuará invirtiendo recursos (tiempo, dinero o esfuerzo) en una situación específica se esforzará simplemente porque ya ha invertido recursos en ese esfuerzo, incluso si ese esfuerzo no ha demostrado ser beneficioso. ¿Alguna vez te quedaste en un trabajo o relación porque ya habías invertido mucho? (mejor seguir que empezar de nuevo).

  • Disonancia Cognitiva, cuando los individuos se enfrentan a pensamientos inconsistentes, experimentan una disonancia cognitiva; una sensación incómoda que la mayoría de la gente desea minimizar. A veces, las personas evitarán pensamientos que las hagan sentir incómodas para mantener la coherencia cognitiva. Como resultado, las personas pueden mantener el status quo para reducir esa disonancia. Si eres de los que evitas la incomodidad, es probable que algunas de tus decisiones se vean influenciadas por este sesgo.

Es probable que en algún momento una de estas tres explicaciones psicológicas o las tres estén presentes en el proceso de toma de decisiones y la realidad es que no podemos evitarlo, pero si podemos disminuir su impacto en la medida que tomamos consciencia de su efecto, las identificamos en nosotros mimos y desarrollamos día a día nuestras habilidades. Nadie es infalible cuando se trata de toma de decisiones, pero todos tenemos el potencial y podemos desarrollarlo.



Recuerda.... La toma de decisiones es una de las habilidades más valoradas en en mundo laboral, cada día las organizaciones se vuelven más complejas, el mercado es más competitivo y la incertidumbre es parte esencial del new normal.


#tomadedecisiones #habilidadesdirectivas #Productividad #bienestar



10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo